Cuando no somos capaces de expresar nuestras emociones nuestro cuerpo se resiente , guarda esa memoria y crea enfermedades.